¿Qué hay que tener en cuenta al tomar el sol?

¿Qué hay que tener en cuenta al tomar el sol?

El bronceado perfecto le queda bien a todos. A pesar de todas las advertencias y el escepticismo de los dermatólogos, un bronceado hermoso siempre será un recuerdo popular de las vacaciones de verano y casi nadie lo abandonaría voluntariamente. Entonces, ¿qué hacer para asegurarse de que tomar el sol no perjudique nuestra salud?

Regalos del sol

La luz del sol permite la vida en la tierra. Su efecto sobre las plantas, animales y nuestro organismo es en muchos aspectos indispensable. Beneficia nuestra condición física (estimula la producción de la vitamina D, que beneficia a los huesos, mejora el sistema inmunológico) y la salud mental (detiene la producción de melatonina, hormona del sueño y promueve la serotonina, que mejora nuestro estado de ánimo), e incluso elimina los efectos del estilo de vida poco saludable (disminuye la presión arterial y colesterol).

Además, el sol nos hace más hermosos. Ciertamente, esto puede ser confirmado no solo por personas bronceadas, sino también por pacientes con problemas de piel que tienen muchos menos síntomas en el verano. Lo que pasa es que el sol también tiene efectos antiinflamatorios.

El bronceado como la protección natural de la piel 

El sol es beneficioso para nosotros y no hace falta decir adiós a la piel bellamente bronceada. Solo necesita protegerla y seguir algunas reglas para tomar el sol de manera saludable. Sobre todo, evitar quemaduras. La mejor manera de prevenirlo es exponer regularmente la piel al sol durante los meses de primavera y darle la oportunidad de crear un bronceado suave que actuará como una defensa natural de la piel contra la radiación dañina hasta el verano. Durante este tiempo, es aconsejable apoyar el proceso del bronceado: pruebe el milagroso betacaroteno en los complementos alimenticios o el aceite bronceador de zanahoria en lugar de la crema solar habitual.

No subestime los riesgos de quemaduras

Una dosis alta y repentina de luz solar, por ejemplo, después de un largo invierno sin el uso de protector solar, puede ser muy estresante para la piel. ¡El sol alto de junio en vacaciones definitivamente no debería ser el primer contacto solar del año! En estas condiciones, incluso los fototipos más oscuros que no son extremadamente sensibles pueden quemarse en tan solo de 15 a 20 minutos al sol. Los riesgos de la piel quemada a menudo se subestiman. Cada quemadura solar no solo acelera el envejecimiento de la piel, sino que la radiación ultravioleta incluso daña el ADN celular, lo que puede provocar el cáncer de piel.

¿Qué son los protectores solares?

Para evitar quemaduras y envejecimiento de la piel, siempre debemos usar productos de protección solar de alta calidad, conocidos como SPF (Sun Protection Factor). Este factor es un indicador que se calcula a partir del tiempo que pasa bajo el sol y el momento en que la piel comienza a enrojecerse. El valor SPF de los protectores solares siempre está garantizado por los institutos dermatológicos, que han demostrado la capacidad de los productos para absorber los rayos UV.

SPF es una matemática

Divida el tiempo planeado al sol entre el tiempo que le toma a su piel enrojecerse sin productos protectores y obtendrá el valor de SPF. El cálculo no es complicado en absoluto, pero es bastante desafiante para la vida práctica. Ambos datos para el cálculo cambian constantemente dependiendo del programa cambiante de días individuales. Además, probablemente usted no quiera tomar una crema con un SPF diferente todos los días. Es bastante lógico que no sea necesario pensar durante mucho tiempo sobre el valor de SPF. Cuanto mayor sea la protección de su piel, mejor lo hará. Por cierto: la piel se broncea igual independientemente de la cantidad de SPF del protector solar, así que no tenga miedo de alcanzar el más alto. 

LECHE BRONCEADORA
PARA USO FACIAL

DETALLES

BRONCEADOR
PARA USO FACIAL

DETALLES

LECHE BRONCEADORA
EN SPRAY

DETALLES


Tomar el sol sin remordimientos

La crema solar o el aceite bronceador deben aplicarse consistentemente, preferiblemente 30 minutos antes de tomar el sol. Al igual que los perfumes, usamos protector solar varias veces al día porque su efectividad disminuye con el tiempo, especialmente después de nadar o hacer actividad física. Esto vale también en el caso de que ha aplicado un producto marcado como resistente al agua. La resistencia no se puede garantizar e incluso la Unión Europea claramente exige la restauración de la capa protectora, independientemente de la descripción en la etiqueta.

Pero tenga cuidado: el uso repetido o la aplicación de capas de filtros solares y aceites no prolonga el tiempo recomendado en el sol, sino que solo garantiza el mantenimiento de dicho SPF.

El sol del mediodía es el peor

Gran parte de la peligrosa radiación UV es filtrada por la capa de ozono en la estratosfera. Pero si el sol está muy alto, solo funciona de forma limitada. Por lo tanto, el sol de la mañana y la tarde, que proyecta largas sombras, es menos peligroso. Una de las principales reglas para tomar el sol saludable es evitar el sol a la hora del almuerzo, entre las 11:00 y las 14:00, cuando la radiación UV es más fuerte.

¡AHORA MISMO! ENVÍO GRATIS EN MÁS DE 2370 PRODUCTOS. MÁS INFORMACIÓN

¡AHORA MISMO! ENVÍO GRATIS EN MÁS DE 2370 PRODUCTOS. MÁS INFORMACIÓN

Buscando
Buscando
up